noviembre 22, 2012

AVISO

He cumplido mas o menos un año en mi nuevo trabajo, aunque a estas alturas creo que de nuevo ya no tiene nada; quizá hace 350 ó 359 días fuera nuevo, hoy ya no lo creo. Es interesante, por eso no me quejo, pero en el segundo semestre se torna demasiado absorbente y los pendientes salen hasta por debajo de las piedras. Tampoco es queja, qué bueno que haya trabajo -mientras lo tenga para vivir y no viva para trabajar- pero ciertamente me agota y, con ello, agarro el pretexto para descuidar otros aspectos de mi quehacer; pregúntenle al del gimnasio, ciertamente brillo por mi ausencia.

Me curo en salud porque noto que últimamente mi blog está recibiendo muchas visitas, poco más  de 70 "clics" diarios, ¡un mundo de gente! y justo ahora que tengo medio olvidado mi querido blog (mi última entrada es de hace un mes y cacho). ¿Así cómo quiero que regresen o se queden a leer si no hay nada nuevo?

No sé cómo es que están llegando tantas personas, pero siempre es agradable saber que lo que uno dice tiene público, así sea uno, setenta o miles... el número no importa, pudieran ser los famosos "cuatro lectores" de Catón, el hecho es la audiencia. Audiencia que me anima para retomar y "plasmar en papel"  los curiosos y peculiares relatos que revolotean con la loca de la casa. 




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...