febrero 08, 2010

Dolce Vita ©

Toda la vida -desde la primera vez que escuche aquello de "lente oscuro, marihuano seguro"- he pensado que las personas que usan lentes oscuros quieren ocultar algo. Unos ojos rojos, irritados de tanto... de tanto... pues de tanto desvelo o de tanto llorar, fumar, beber o que se yo; un cardenal marca diablo de su "-azo"preferido (guamAZO, banquetAZO, botellAZO, etc); una mirada indiscreta, lujuriosa o simplemente curiosa o quizá, ¿por qué no?, ocultarse a si mismos del resto del mundo.

Tal vez por ello, la curiosidad me incitaba a mirar a traves de los lentes oscuros cuando de casualidad estaba cerca de alguno. Nunca me gustó la forma en que se veia el mundo a traves de ellos: demasiado oscuro (zonzo, ¿que me extraña si en el nombre lleva la fama de oscuro?).

Hace un par de semanas fui con mi oftalmóloga de confianza a revisar mis ojos de lince miope y resultó ser necesario un cambio en mi graduación. Comentando con ella el deslumbramiento causado por el sol, me recomienda, adivinen... ¡exacto!, unos lentes oscuros (aunque el termino correcto es polarizados) con todo y graduación. Total que después de un cocowash profesional (ML, no te creas nada, sabes que te aprecio mucho) me convencen y encargo mis lentes graduados polarizados con protección no se qué y filtro quien sabe cuál en micas de sepa Dios qué tipo en unos lentes de oferta por fin de temporada navideña en Timbuctú (¡lo que es vivir en un mundo globalizado!).

Dos semanas después paso a recoger mis nuevos lentes graduados con más escepticismo que entusiasmo. ¡Pero todo ese día estuvo nublado y el día siguiente tampoco hubo sol!

El lunes siguiente finalmente salio el sol y que los estreno; fue amor a primera vista. Yo no se si son de marihuano, pero de verdad que aumenta tu percepción de los detalles; todo, absolutamente todo, se ve de otro color -que no de colores- y me canso que influye en tu estado de ánimo, por no decir que cambia tu percepción de lo que te rodea. Se ve tan claro...

Dicen que todo depende del cristal con que se mire. Es tan cierto. Con los lentes polarizados el mundo se ve...¿cómo decirlo?... más cálido, pero sobre todo más brillante y atractivo. Bueno, yo diría que hasta sensual se ve el mundo.

He descubierto que, sin importar el ánimo que tenga, cuando uso esos lentes, al ver el mundo con mayor calidez, se me escapa una sonrisa. En esos momentos confirmo que la vida es bella...

Los lentes pueden tener muchos usos, pero jamás creí que por si sólos pudieran servir de estimulante. Quiza ahora cambie lo de "lente oscuro, marihuano seguro" por "lente oscuro, pasón seguro"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantó cuando escribiste sobre los lentes, yo me los dejo puestos hasta que se esconde el ultimo rayito de sol y si salgo en la mañana y no hay sol ¡los uso! ¡me encantan! ¡sabes? no puedo vivir sin ellos, son como un escudo, son chics, te protejen y... ¡me encantan! punto

Anónimo dijo...

Definitivamente lo de escribir historias es lo tuyo, gracias por las sonrisas que siempre provocas con tus correos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...