marzo 10, 2008

Salto Bungy ©

... o como perdí la cordura en Acapulco

Todo comenzó como una feria comercial en Acapulco a la que me mandaron por parte del trabajo.
La idea era ir y venir el mismo día. Los organizadores de la feria pusieron a disposición de sus clientes servicio de transportación, pero de Cuerna a Acapulco hicimos 6 horas!

Por nada del mundo me iba a regresar en el mismo camión. Asi que preferí ir a la terminal y buscar un boleto, pero oh! sorpresa... Sólo hay tres corridas a Cuerna, a las 6:30pm es la última y de eso me enteré a las 8:00... o sea, a buscar hotel.

De ahi a como llegué al bungy... bueno, aún estoy tratando de averiguarlo, pero creo que todo fue culpa de la nueva ley anti-tabaco. Suena raro, pero cualquier camino siempre será extraño, sobre todo si te lleva justo al punto que querias llegar.

Saltar al vacio va contra el sentido comun, pero de que se siente de pelos, se siente de pelos. Lo mejor es que tengo un 50% de descuento en mis próximos dos saltos y el 4° es gratis!

Después de ese salto, el siguiente escalon es el paracaídas. me cae que si me aviento!!

Al menos en el paracaídas no te sacuden como si fueras guajolote en el mercado


video

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...